miércoles, 14 de junio de 2017

El oficialismo pidió una absurda solicitud de informes en Diputados



Como propaganda política el bloque de Compromiso Federal y sus aliados solicitaron una respuesta al Ministerio de Desarrollo Social por las pensiones no contributivas por invalidez que el Gobierno Federal decidió reestructurar.
En repetidas ocasiones los legisladores oficialistas tomaron licencias ridículas o dotaron de superpoderes al gobernador de turno. Esta vez esbozaron una solicitud de informes al Poder Ejecutivo Nacional, facultad de los miembros del Congreso de la Nación pero no de legisladores provinciales. Además esa facultad no existe en el Reglamento Interno de la Cámara de Diputados de la Provincia de San Luis.
Desde Cambiemos Alejandro Cacace vertió las explicaciones de la decisión de la administración de Mauricio Macri: “el Gobierno no dejó ni dejará de otorgar pensiones por invalidez. Desde diciembre de 2015 trabaja la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales genera altas y bajas en el sistema todos los meses, cumpliendo la ley y cuidando a quienes más lo necesitan”, afirmó el legislador.
Las pensiones no contributivas son una herramienta establecida por ley para acompañar a grupos vulnerables o especiales. Hay cuatro tipos de pensiones: 1) a las personas incapacitadas en forma total y permanente, 2) a las madres de siete o más hijos, 3) la pensión a la vejez, que está siendo reemplazada por la nueva Pensión Universal al Adulto Mayor, y 4) las “pensiones graciables” que entregó el Congreso. Estas cuatro categorías suman alrededor de un millón y medio de personas, de las cuales alrededor de un millón son pensiones por invalidez.
Todos los años, desde que existe el sistema, se dan de baja miles de pensiones, cuando sus beneficiarios dejan de cumplir con los requisitos establecidos por ley. En 2015, por ejemplo, fueron dadas de baja 168.500 pensiones. En 2016 se dieron de baja muchas menos, alrededor de 90.000.
“Las bajas efectuadas se deben exclusivamente a incompatibilidades e irregularidades detectadas en las revisiones periódicas que se realizan de acuerdo a los criterios que establece la ley. No hemos modificado ningún requisito de inclusión a las pensiones”, afirmó Cacace.

“Durante los últimos años se desvirtuaron los requisitos de otorgamiento de pensiones. Entre 2003 y 2015 la cantidad de pensionados se multiplicó por cinco, de 300.000 a casi un millón y medio”, concluyó el radical. La cifra es solo comparable con la cantidad de incapacitados que tuvo Inglaterra tras finalizar la Segunda Guerra Mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario