martes, 14 de marzo de 2017

Cambiemos pidió la exención del pago de ingresos brutos en créditos hipotecarios.


“El Estado Provincial puede ofrecer una solución generando políticas positivas que fomenten el acceso a estos créditos hipotecarios, que al menos ayude a facilitar el acceso y bajar los costos de los mismos”, sostuvo el diputado Alejandro Cacace.  
“Impulsar el acceso a estos créditos estimula sectores productivos claves para la generación de empleo”, remarcó el legislador radical que junto a su bancada presentó un proyecto de ley en la Cámara de Diputados provincial.
Debido a la situación económica, los altos precios del mercado inmobiliario y la cantidad de impuestos y honorarios que deben abonarse, convertirse en dueño de una propiedad resulta extremadamente dificultoso.
El Estado Nacional ha tratado de facilitar el acceso a la primer vivienda ofreciendo créditos como el otorgado a través del Plan Pro.Cre.Ar y actualmente mediante la articulación de créditos hipotecarios entregados por el Banco Nación y el Banco Hipotecario.
Paralelamente, el Estado Provincial ha ejercido una política de viviendas sociales destinada a los sectores más vulnerables que ha tratado de paliar el déficit habitacional existente en nuestra provincia.
“Más allá de los planes nacionales y las viviendas sociales de la provincia, los costos de los créditos hacen que aún estando disponibles, los mismos resultan muy caros para los beneficiarios”, sostuvo.
En ese espíritu, la creación de las UVA (las unidades creadas por el BCRA para indexar préstamos por inflación) colaboraron en la reactivación de los créditos hipotecarios. Sin embargo, tanto el ajuste de capital como los intereses de las hipotecas UVA están gravadas por Ingresos Brutos. Este impuesto (si bien la tasa es distinta en cada jurisdicción) del cual se hacen cargo los bancos, hace que el costo se traslade al beneficiario: se estima que encarece las tasas de las hipotecas en hasta 1,5 puntos porcentuales. La exención de Ingresos Brutos sobre estos créditos hipotecarios podría significar una rebaja de aproximadamente del 20% del valor de la cuota mensual que los beneficiarios deben abonar.

“La exención de Ingresos Brutos a los créditos hipotecarios podría darle un fuerte impulso a este sector con los beneficios que conlleva para el resto de la economía, movilizando recursos que quedarían en el ámbito de la provincia y fomentando el trabajo; al mismo tiempo, ayudaría a centenares de puntanos a adquirir o construir su vivienda”, concluyó Cacace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario