viernes, 4 de noviembre de 2016

El gobernador de San Luis promueve la xenofobia a través de un proyecto de ley.



Quiere cobrarle a los trabajadores privados que sean de otras provincias un impuesto adicional por trabajar en suelo puntano. Cambiemos denunció ante el INADI y comunicará a organismos federales la persecución que realiza el Ejecutivo.

La provincia está alborotada con el polémico proyecto enviado por la administración de Alberto Rodríguez Saá y que ya cuenta con media sanción del Senado. Una iniciativa que le cobra un impuesto adicional a los trabajadores no puntanos en empresas radicadas en San Luis. Una medida insólita pero que deja ver las consecuencias del ridículo discurso de “puntanidad” promovido por el actual Gobierno.

“El proyecto es discriminatorio y violatoria a la Constitución Nacional y Provincial.  La política de la puntanidad del Gobernador está alcanzando tintes xenófobos, donde directamente se distingue y discrimina entre argentinos, que somos todos partes de una misma Nación”, explicó el titular del bloque Cambiemos en Diputados, Alejandro Cacace, que este viernes denunció en el INADI, como lo hicieron varios dirigentes, la persecución que realiza Rodríguez Saá.

“Los ciudadanos de cada provincia gozan de todos los derechos, privilegios e inmunidades inherentes al título de ciudadano en las demás.” El derecho a trabajar y a ejercer industria lícita son derechos que son iguales para todos los argentinos y esto es contrario completamente a ese espíritu, flagrantemente inconstitucional”, detalló el joven legislador.


“San Luis debe seguir simbolizando la tolerancia, la diversidad y el entendimiento. Debemos impulsar más que nunca la unión entre los argentinos y no tomar medidas que sean excluyentes, negativas y discriminatorias”, concluyó Cacace.

1 comentario:

  1. El proyecto me parece perfecto cada provincia debe hacerse responsable de sus habitantes, todos viene a San Luis y se hacen la américa
    y dicen que gracias a ellos la provincia crecen, cuando en realidad se vienen a matar el hambre que traen de otro lado.

    ResponderEliminar