miércoles, 26 de octubre de 2016

El oficialismo desestimó el tratamiento de las intervenciones en Nogolí, Renca y Potrero de Los Funes.



Cambiemos realizó una solicitud sobre tablas para que las tres intendencias comisionadas sean normalizadas cumpliendo la Constitución provincial. Para Compromiso Federal, que el gobernador digite los jefes comunales en cada localidad “no es inconstitucional”.

CF volvió a proteger, con ayuda del Frente para la Victoria, los decretos de Alberto Rodríguez Saá que colocaron tres intendentes ilegítimos en Nogolí, Renca y Potrero de Los Funes. Tras encontrarse en estado de acefalía el mandatario sanluiseño emitió decretos que configuran un claro incumplimiento de la Constitución provincial para mantener la conducción de las intendencias comisionadas sin convocar a elecciones. “El gobernador designó y eligió a dedo a los comisionados, sin respetar el proceso constitucional establecido y excediendo sus facultades”, subrayó Alejandro Cacace, titular del bloque Cambiemos.

La Carta Magna provincial establece que la Legislatura debe designar un interventor, que tiene como propósito, convocar a elecciones en un plazo de 60 días. “En Potrero de Los Funes, Nogolí y Renca no hay gobiernos elegidos por la voluntad popular. Debe ser el pueblo y no el gobernador quien elija las autoridades”, indicó Cacace.

Los 3 proyectos de intervención “descansan” en la Comisión de Asuntos Constitucionales presidida por Luis Martínez (CF), situación reconocida por el titular del bloque oficialista Carmelo Mirábile. Desde esa bancada, Alfredo Domínguez defendió las acciones del gobernador señalando que “no hay violación de la Constitución” en los decretos de Rodríguez Saá. El legislador mantuvo un breve entredicho con el radical Juan Manuel Rigau por las elecciones de El Trapiche. Domínguez defendió a Marcelo Páez Logioia, actual intendente de la localidad que fuera puesto “a dedo” por el Ejecutivo tras la renuncia de Gabriela Ciccarone como interventor a la localidad, para luego ser el candidato oficialista a la intendencia, enfrentando al actual diputado por Cambiemos.

“Hay que enseñar a no hacer trampa, el oficialismo sabe que hace trampa, al gobierno no le interesa respetar los valores de la república mientras pueda hacer sus negocios políticos”, resaltó Rigau.


“El Gobierno está más interesado en intervenir un club de fútbol porque le da rédito político, que en permitir la intervención de localidades que integran la provincia, y cuyos vecinos tienen derecho a ser representados por un intendente legítimo”, concluyó Rigau.

No hay comentarios:

Publicar un comentario