domingo, 17 de julio de 2016

Los verdaderos motivos por los que Alberto Rodríguez Saá quiere la Ley de Emergencia en Seguridad.

El Decreto 106 MS-2015 firmado por el Gobernador 4 días luego de asumir, explica cómo sus guardaespaldas se convirtieron en comisarios de la Policía de San Luis eludiendo la Ley de Ordenamiento Administrativo de los Recursos Humanos Policiales (ver Decreto al final de la nota).

El Gobernador de San Luis aduce corrupción en toda la Policía provincial y quiere poner en disponibilidad a todos sus efectivos. Esa situación fue frenada en la última sesión por diputados de la oposición (Cambiemos, Nac y Pop, MxC), que no están de acuerdo con expulsar de la fuerza o suspender a efectivos por la simple voluntad del titular del Ejecutivo. No brindaron quórum para que fuera aprobado el proyecto.

Los legisladores de Cambiemos difundieron un decreto del mes de Diciembre firmado por Rodríguez Saá y sus ministros, que explica algo que el oficialismo oculta. Guillermo Lucero, Roberto Vallejo y Fabricio Portela eran guardaespaldas de “Alberto” y apenas asumió, el Gobernador ungió a 2 (Vallejo y Lucero) con el rango de Comisario, y a Portela como Comisario Mayor.

Esos cargos para los encargados de su protección personal otorgados por Decreto, son incumplimientos de la Ley Nº XV-0393- 2004 (5612 *R) que habla sobre los recursos humanos en la Policía de la Provincia. Su Artículo 53º aclara que sólo puede haber ascenso al nivel inmediato y el Artículo 55 detalla que para ingresar al Cuadro Único de la Policía debe existir un concurso. Para todos los casos deben ser probadas todo tipo de cualidades y evaluaciones en el desempeño que ameriten tales ascensos.

“Si el Gobernador habla de corrupción, que desde luego hay, como también hay buenos policías, debería explicarle a los efectivos por qué considera que es más importante colocar a sus guardaespaldas como Comisarios que respetar la Ley y disponer ascensos para quienes protegen a la comunidad”, criticó el Presidente del Bloque Cambiemos, Alejandro Cacace. En la última sesión el joven legislador cuestionó la falta de iniciativas reales para mejorar la seguridad.

La falta de diálogo legislativo también afecta sumamente a la iniciativa oficialista. Cambiemos propuso un proyecto de Emergencia en Seguridad similar al aprobado en la Provincia de Buenos Aires que fuera presentado por la administración de María Eugenia Vidal.  Pero en la Comisión de Seguridad y en Asuntos Constitucionales los diputados de Compromiso Federal no quieren modificar ni una palabra del texto enviado por el Gobernador.

“El oficialismo debe materializar un plan para combatir la inseguridad en vez de engañar a la gente diciendo que nuestra bancada no le quiere dar una ley. Su propuesta de echar efectivos policiales o poner a sus empleados en funciones jerárquicas de las fuerzas de seguridad  no podemos consentirla”, indicó el legislador Juan Manuel Rigau

El Decreto 106 MS-2015 impone en sus considerandos que “el Gobernador es el jefe máximo de la seguridad de la Provincia”, aunque no invierta en infraestructura policial o seguridad. Su metamensaje es similar a lo que alguna vez dijo el monarca absolutista Luis XIV: “L'État, c'est moi” (El estado soy yo). Ese poder lo hace también responsable de lo que sucede en la provincia.






No hay comentarios:

Publicar un comentario